¿Qué es la sororidad y cómo ayuda a las mujeres víctimas de abuso?

¿Qué es la sororidad y cómo ayuda a las mujeres víctimas de abuso?

La sororidad habla de la alianza o hermandad entre mujeres ante situaciones de discriminación o violencia para luchar por la igualdad y sus derechos, así como brindarse apoyo entre ellas. Su práctica puede ser esencial para la eliminación de las formas de opresión y peligros que oprimen el empoderamiento de la mujer.

Esta actitud de ayuda mutua y hermandad femenina se ha convertido en una herramienta por medio de la cual las mujeres se unen contra los estereotipos y las creencias sociales que tienden a restar importancia al rol de la mujer en la sociedad.

Y aunque por muchos años las mujeres han sido educadas para competir entre ellas, este concepto abre la puerta a una nueva forma de relación entre mujeres basado en la amistad y la solidaridad.

De hecho, muchas personas tienden a pensar que no hay diferencia entre solidaridad y sororidad, pero la primera hace referencia a la ayuda desinteresada que se brinda a cualquier persona, mientras que la segunda se refiere al apoyo que se brinda entre mujeres en situaciones de abuso o violencia basada en género.

11 situaciones en las que se manifiesta la sororidad

Si aún no te queda muy claro de qué se trata la sororidad, a continuación podrás identificar algunas situaciones en las que se manifiesta esta hermandad entre mujeres:

  • Cuando brindan apoyo a otras mujeres que han sido víctimas de violencia de género.
  • Cuando ofrecen ayuda a mujeres que se sienten rechazadas por ideologías patriarcales.
  • Cuando ayudan a mujeres que sufren abuso o discriminación en el ámbito laboral.
  • Cuando ayudan a las mujeres a alcanzar esas posiciones laborales que en apariencia están vedadas para las mujeres.
  • Cuando brindan apoyo a otras mujeres para alcanzar la libertad financiera.
  • Cuando se suman a otras mujeres en la lucha por la reivindicación de sus derechos.
  • Cuando brindan asistencia emocional a otras mujeres para superar traumas por abuso.
  • Cuando ayudan a las mujeres que están sufriendo abuso sexual.
  • Cuando ofrecen apoyo a víctimas de violencia económica.
  • Cuando brindan ayuda a las mujeres en la lucha por la igualdad.
  • Cuando ayudan a otras mujeres a sentirse bien con su cuerpo.

Asumirse como aliadas puede ser la clave para lograr mayores avances en la búsqueda de sociedades más igualitarias, de ahí la importancia de la sororidad y que cada vez se sumen más mujeres a esta práctica.

4 pautas para fomentar la sororidad

Fomentar el respeto, la solidaridad y la empatía entre mujeres es fundamental para fortalecer redes de mujeres e impulsar ambientes más armoniosos. Pero, ¿Cómo se puede fomentar la sororidad? Presta atención a las siguientes pautas:

Fomentar el respeto. Es fundamental evitar juzgar la apariencia física.

Respetar las decisiones individuales. Elecciones como el matrimonio y la maternidad no deben ser evaluadas, aprobadas ni juzgadas por otras personas.

Evitar hacer juicios sobre la sexualidad de otras personas. La orientación sexual y las decisiones que las personas tomen con respecto a su sexualidad, no deben ser juzgadas por terceros.

Apoyar en cualquier caso de discriminación o acoso. Todos debemos ser conscientes de que es preciso proteger a todas las personas frente a cualquier tipo de maltrato. Es necesario crear espacios seguros para todas las personas.

No es tan difícil llevar a la práctica la sororidad ni promoverla en diversos ámbitos y entre las nuevas generaciones. Todos podemos aportar a construir sociedades en las que todos seamos iguales, ¿Tú cómo estás aportando?

También te puede interesar: Feminismo: mitos y verdades

No estás sola

En el Movimiento #YoDigoNoMas sabemos que recibir el apoyo que necesitamos en el momento oportuno, puede definir nuestra vida. Por eso, promovemos prácticas como la sororidad, la cual puede ayudar a construir mejores sociedades en las que mujeres y hombres tengan las mismas garantías, derechos y oportunidades.

No obstante, el Movimiento #YoDigoNoMas no solo busca apoyar a las mujeres, abrazamos a todos los sobrevivientes de abuso sexual y les brindamos un espacio seguro y de confianza para que puedan romper el silencio y sanar sus heridas. Conoce más sobre nuestro movimiento y súmate a nuestra causa.

Fomentar el respeto. Es fundamental evitar juzgar la apariencia física.

Respetar las decisiones individuales. Elecciones como el matrimonio y la maternidad no deben ser evaluadas, aprobadas ni juzgadas por otras personas.

Evitar hacer juicios sobre la sexualidad de otras personas. La orientación sexual y las decisiones que las personas tomen con respecto a su sexualidad, no deben ser juzgadas por terceros.

Apoyar en cualquier caso de discriminación o acoso. Todos debemos ser conscientes de que es preciso proteger a todas las personas frente a cualquier tipo de maltrato. Es necesario crear espacios seguros para todas las personas.

No es tan difícil llevar a la práctica la sororidad ni promoverla en diversos ámbitos y entre las nuevas generaciones. Todos podemos aportar a construir sociedades en las que todos seamos iguales, ¿Tú cómo estás aportando?

También te puede interesar: Feminismo: mitos y verdades

No estás sola

En el Movimiento #YoDigoNoMas sabemos que recibir el apoyo que necesitamos en el momento oportuno puede definir nuestra vida y promovemos prácticas como la sororidad que puede ayudar a tener mejores sociedades. En las que mujeres y hombres tengan las mismas garantías, derechos y oportunidades.

No obstante, el Movimiento #YoDigoNoMas no solo busca apoyar a las mujeres, abrazamos a todos los sobrevivientes de abuso sexual y les brindamos un espacio seguro y de confianza para que puedan romper el silencio y sanar sus heridas. Conoce más sobre nuestro movimiento y súmate a nuestra causa.