5 consejos para sanar las heridas emocionales del abuso sexual

5 consejos para sanar las heridas emocionales del abuso sexual

Las cifras de abuso sexual en el mundo son cada vez más preocupantes. Día a día, son cientos los individuos que sufren alguna agresión sexual por parte de personas inescrupulosas. Las víctimas suelen ser mujeres en su mayoría, pero también hay muchos hombres víctimas de abuso.

Según datos son de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos una de cada cinco mujeres ha sido víctima de abuso sexual en el mundo, violencia que deja huellas profundas en quienes lo padecen. El organismo, además, afirma que la mitad de las mujeres víctimas de este tipo de violencia conoce a su agresor.

Lo que viene después de una experiencia traumática como el abuso sexual es una mezcla de dolor y culpa, que impide que la persona hable sobre el tema, incluyendo, en muchos casos, la denuncia del maltrato sufrido. Como la mayoría de ellos ocurren en la niñez y la adolescencia, el miedo a ser cuestionados, a que no crean su versión de los hechos, muchas veces es paralizante.

Es por eso que a menudo las víctimas de abuso solo pueden aceptar el hecho después de muchos años, y durante ese tiempo, los traumas que dejó la violencia sexual experimentada se arrastran, impidiendo desarrollar una vida normal. 

En este artículo te dejamos 5 consejos que pueden ayudarte a superar estos traumas, para que así puedas sanar las heridas emocionales que quedan luego se sufrir un episodio de abuso sexual en la infancia o a cualquier edad.

¿Qué pistas pueden indicar que una persona posiblemente haya sido víctima de abuso sexual?

Según psicólogos especializados en casos de abuso sexual, a pesar de que cada persona tiene una trayectoria de vida diferente y sus particularidades en el proceso de convivencia y superación de la violencia sufrida pueden variar según cada personalidad, es posible observar puntos en común.

Algunas de las características más comunes en personas que tengan traumas o problemas emocionales causado por situaciones de abuso, pueden ser las siguientes:

  • La persona evita el contacto físico, y puede que prefiera mantener relaciones a distancia, precisamente porque no se siente cómoda hablando de ello incluso con las personas más cercanas, y mucho menos con una pareja sentimental.
  • También es difícil para una persona que ha sido abusada asociar el sexo con el placer, teniendo dificultades para sentir el deseo y, en consecuencia, disfrutar de las relaciones sexuales.
  • A la persona le resulta difícil volver a confiar en alguien, lo que puede provocar ansiedad, aislamiento y puede ser la puerta de entrada a la depresión.
  • Muchas personas acaban desarrollando disfunciones sexuales a causa de un trauma, y ​​en casos menos frecuentes responden con hipersexualización.

Está claro que superar el trauma es un proceso largo y difícil, pero es importante disipar los miedos, encontrar un entorno de confianza para hablar sobre el tema y comenzar el proceso de reconstrucción de la individualidad desde el principio.

¿Cómo sanar las heridas emocionales del abuso sexual?

Hay muchos consejos que pueden darte para superar los traumas de un episodio de abuso sexual, sin embargo, cada personas conoce su dolor y experiencia, por lo que siempre es importante acudir con ayuda psicológica profesional.

La psicoterapia es un gran aliado a la hora de afrontar el trauma que deja una situación de abuso sexual. Hablar de la experiencia vivida es lo que te permitirá dejar atrás recuerdos traumáticos, dándole un nuevo significado a los recuerdos y posibilitando el empoderamiento de tu vida.

Algunos consejos para sanar los traumas de una situación de abuso sexual en la infancia, o a cualquier edad, son los siguientes:

5 consejos para ayudarte a sanar emocionalmente un abuso sexual

    • Entiende que no fue tu culpa.

El sentimiento de culpa es muy común en las víctimas de abuso sexual. Debes entender que la responsabilidad de que este hecho ocurriera no recae sobre ti.

    • Habla con alguien de confianza.

El silencio puede jugarte en contra y causarte aún más dolor emocional. Habla con alguien de confianza sobre lo ocurrido.

    • Realiza actividades que te motiven.

Busca realizar actividades que te suban el ánimo y te distraigan. Hacer ejercicio al aire libre, correr o alguna manualidad, pueden ser útiles.

    • Ábrete a nuevas relaciones.

Aunque puede parecer difícil después de un episodio de abuso, es importante que poco a poco pienses en abrirte a iniciar una relación estable.

    • Busca ayuda profesional.

La psicoterapia nunca está demás para ayudarte a sanar emocionalmente. Busca profesionales que puedan brindarte una mano. En el movimiento #YoDigoNoMás estamos para ayudarte.

El silencio nunca ayuda

Para superar un trauma y sanar emocionalmente un episodio de abuso sexual, siempre es bueno hablar sobre el tema con una persona de confianza. Así, además de encontrar un apoyo emocional, también será posible conseguir el impulso para tomar la decisión de denunciar el hecho ante las autoridades.

Recuerda que el silencio solo beneficia al abusador. Si tienes una experiencia para contar, no dudes en hacerlo con el movimiento #YoDigoNoMas. Nosotros te escucharemos y te brindaremos todas las herramientas que necesites para sanar emocionalmente una situación de abuso sexual que hayas sufrido en la infancia o a cualquier edad.

Tú también puedes ser parte del cambio. Súmate a este movimiento, comparte tu testimonio y anima a otras víctimas de abuso a alzar su voz en contra del abuso sexual infantil.